A la mierda lo que digan de ti

bob

A la mierda lo que digan de ti, sea quien sea. Nos pasamos la vida escuchando opiniones gratuitas desde que somos pequeños: qué niña tan mona, qué responsable, es un poco vaga porque podría sacar mejor nota si quisiera… 

En el instituto, si le preguntas a mi profesor de literatura o al de historia, yo era la alumna ejemplar: siempre atenta, motivada y sacando buenas notas; pero si le preguntas al de matemáticas quizá te diga que era un desastre, porque no me gustaban nada y me daban una pereza infinita.

¿Te das cuenta? vivimos rodeados de comentarios sobre lo que somos para los demás. Da igual si estos son positivos o negativos, cada persona que forma parte de tu vida, o que en algún momento pasó por ahí, tiene un saco de adjetivos que “te definen” según lo que eres o has sido para esa persona en concreto. Tú también lo haces continuamente y es normal, no es nada malo. La pregunta es:

¿Cuántas de esas opiniones haces tuyas y dejas que te influyan?

No te cuento nada nuevo si te digo que si te dejas llevar por las opiniones negativas pueden llegar a anularte. Si alguien te dice que cocinas fatal y tú lo asumes, dejarás de practicar y te autoconvencerás de que es así, hasta el punto que seas tú mismo quien se lo diga ya a los demás. Pero, ¿y si te dijera que lo positivo que dicen de ti puede ser igual de malo?

Quita esa cara y déjame que te lo explique. En esta etapa que te he contado donde no sabía muy bien qué hacer, a mi alrededor había gente estupenda que me apoyaba incondicionalmente diciéndome cosas como: “estoy seguro que vas a hacer algo grande”, “vales muchísimo, sólo que no te das cuenta”, “eres alguien súper especial y sólo es cuestión de tiempo que triunfes“. Y no es que yo me viniera arriba creyéndome la reina del mambo por esto, pero sí que empecé a cuestionarme cada idea con un nivel de perfección nivel genio que me paralizaba y me hacía pensar que ninguna opción era lo suficientemente impresionante como para ponerla en práctica. Además, según fue pasando el tiempo, se fue apoderando de mí la presión y el miedo a decepcionar a estas personas porque no estaba haciendo nada para ser el próximo premio nobel de la paz o algo.

Así que esta era yo gracias a las opiniones positivas:

NADAESPECIAL

Pensarás: pero Vir, es imposible hacer oídos sordos a todo lo que dicen de uno mismo. Además a mí me gusta que me digan que soy especial.

Lo sé. Sólo digo que todo camino parte del autoconocimiento, que de vez en cuando está bien pararse a pensar cómo te definirías, intentar reconocer cuántos de esos adjetivos son asumidos por cosas que otros han dicho de ti y tú te has encargado de meterlas en tu mochila como creencias erróneas. Porque la definición de ti mismo la tienes que construir en base a tus propias vivencias.

¿Qué pasará cuando confíes en la opinión de los demás sobre tus ideas o tu trabajo?

Cuando estamos empezando algo buscamos rápidamente compartirlo, a veces en busca de aprobación, para sentirnos más seguros. Otras simplemente porque estamos encantados con la idea y nos apetece contarlo. El problema es que cuando estamos dando esos primeros pasos de algo, es increíblemente fácil que cualquier juicio ajeno te haga tambalearte, hará que dudes y que vuelvas en un abrir y cerrar de ojos al punto de partida, ese en que no sabías qué hacer.

Y esto, sencillamente, no puedes permitirlo.

Muchas veces la gente está proyectando sobre ti sus propias dudas y miedos, consiguiendo sugestionarte de verdad y sembrando en ti SU pánico.

Muchas veces quizá tengan razón, pero no sabremos si algo funciona o no hasta que se intenta.

Si crees en ello, merece una oportunidad, y si al final del cuento tenían razón y el plan no salió bien; al menos has hecho uso del derecho a probar y cometer tus errores. 

Acepta consejos, sí, pero fíltralos. Sobretodo, sobretodo: constrúyete a ti mismo  en base a tus propias ideas y tu conocimiento personal. 


¿Te ha gustado? pues APÚNTATE a mi newsletter que tendrás más y mejor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s